domingo, 26 de julio de 2009

Protege tu ordenador de la manera más barata posible

Virus

Hoy en día es vital para cualquier usuario medio proteger su ordenador frente a posibles ataques, con especial importancia si el sistema operativo es Windows, sin duda el más vulnerable de todos, aunque también el más extendido.

Proteger nuestro ordenador al completo puede salirnos completamente gratis si eprendemos a usar las principales herramientas destinadas a ello y que no tienen coste para el consumidor. Cuando compramos un ordenador, casi todo los programas de seguridad que vienen preinstalados son versiones de prueba de programas de pago.

Generalmente, podemos usarla un tiempo determinado (desde un par de meses hasta un año), pero luego esa licencia expira y el antivirus deja de actualizarse y de ser tan efectivo. Sin embargo, existen opciones completamente gratuitas que permiten mejorar nuestra protección frente a programas espías y malware (una de las principales amenazas en internet) o frente a otros intrusos y técnicas de seguridad.

Antivirus

Si tu ordenador no tiene protección o la de pago ha caducado, quizás sea un buen momento para probar algunas de las opciones totalmente gratuitas que tenemos disponibles, mediante descarga, a través de internet. Veamos tres de las más interesantes:

Avira: Muy eficiente, actualizado a diario y con poco consumo de memoria.

Avast Muy prestigioso. La versión doméstica es totalmente gratuita, aunque la destinada a empresas hay que pagarla.

Clamwin: Muy liviano para el sistema y con versión para instalar en llaves USB. Ideal si se trabaja con varios ordenadores no conectados entre sí y si en alguno de ellos no tenemos priviliegios para dejar un antivirus instalado permanentemente (por ejemplo, en el trabajo).

Firewall

Aunque Windows lleva incorporado un propio cortafuegos para evitar que alguien se introduzca en nuestro sistema sin permiso (y pueda utilizarlo como zombie para determinadas operaciones ilegales), es recomendable usar una protección extra.

Zone Alarm es totalmente gratuito y configurable al cien por cien. Nos deja elegir en todo momento qué programas pueden acceder a Internet (ya sea mediante conexión entrante o saliente) y dispone de distintos modos según nuestra actividad o nuestros conocimientos.

Si no tenemos demasiada idea de qué puede resultar potencialmente peligroso, Zone Alarm se encarga por sí solo de todo el control de seguridad. Además, si alguien de nuestra familia juega a través de internet, se puede habilitar un modo especial para que el ordenador siga protegido, pero no interfiera en el juego online.

Otra de sus ventajas es que no le pide demasiados recursos al ordenador, por lo que no hará más lento nuestro trabajo o nuestra navegación. Ojo, no hay que confundir el firewall gratuito que se ofrece en la página de Zone Alarm con las otras opciones de pago (que incluyen, además, protección más extensa).

Programas antiespías

Su labor es la de identificar el llamado adware o malware, programas que se infiltran en nuestro rodenador a través del navegador y que recogen datos determinados. Esto no queire decir que todos estos porgramas se encarguen de “robarnos” contraseñas o datos personales. Algunos sólo recogen información de cómo navegamos para poder hacer uso de estos datos.

En todo caso, son programas a los que no les solemos dar autorización o, peor, está encubierta en forma de descargas que dicen que nos van ayudar a determinadas tareas (barras que se instalan en los navegadores, supuestos programas de protección, etc…).

Para protegernos de ellos, un gran papel lo hace Spybot . No sólo analiza y neutraliza las amenazas que ya estén en nuestro ordenador, sino que nos avisa de qué programas tratan de acceder al registro de nuestro ordenador para instalarse sin nuestro permiso.

Junto a él, Ad-aware es una de las soluciones más usadas para evitar este tipo de problemas.

En definitiva, como siempre, se trata de ir probando cuál de estas opciones nos conviene más. Eso sí, si tenéis pensado oinstalar algún antivirus gratuito que os hayáis encontrado por la red y que no sea ninguno de los que aquí aparecen, es mejor que comprobéis, con una simple búsqueda en Google, que no os intentan dar gato por liebre. A veces, encubiertos de “protección” hay programas dedicados justo a lo contrario.