domingo, 4 de noviembre de 2007

¿Cuántos kB hay en un MB?


En informática, la información esta codificadas en “unos” y “ceros”. Cada uno de estos dígitos es un “bit” y no se ordenan siguiendo un esquema decimal, pues se trabaja en sistema numérico binario (dos valores el 0 y el 1). Las relaciones por lo tanto son las siguientes:

disco-duro1


1 bit (0 o 1)
1 byte = 8 bits
1Kbyte (kB) = 1024 bytes
1Mbyte (MB) = 1024 Kbytes
1Gbyte (GB) = 1024 Mbytes
1TByte (TB terabyte) = 1024Gb

Así podríamos seguir hasta que nos cansemos.

Bit es el acrónimo de Binary digit. (dígito binario). Un bit es un dígito del sistema de numeración binario. El bit es la unidad mínima de información empleada en informática, en cualquier dispositivo digital, o en la teoría de la información. Con él, podemos representar dos valores cualesquiera (verdadero o falso, abierto o cerrado, blanco o negro, norte o sur, masculino o femenino, amarillo o azul, etc.). Basta con asignar uno de esos valores al estado de “apagado” (0), y el otro al estado de “encendido” (1).Alrededor de los años 60, los ingenieros se pusieron de acuerdo —no pasa muy a menudo— y decidieron que agruparlos de ocho en ocho funcionaba mejor e iba de maravilla con los microprocesadores de ocho bits que hacían furor en la época.

Cuarenta años más tarde, curiosamente, cada uno hace lo que le da la gana. Para empezar, nadie escribe las capacidades y velocidades de transmisión siguiendo la “norma” establecida. Por ejemplo, un kB debería ir con la k en minúscula —por extrañas razones que nadie me ha explicado nunca— y la B en mayúscula —porque hace referencia a un “Byte”, no a un “bit”. Un MB, en cambio, se escribe con ambos en mayúscula. Salvo que hablemos de velocidades de transmisión. El famoso ADSL de 20 “megas”, es en realidad una conexión que teóricamente alcanza los 20 Mb por segundo, es decir Mega “bits”, así que hay que dividir entre ocho para calcular los MB por segundo.

A la hora de la verdad, cada uno lo escribe poniendo las mayúsculas y minúsculas donde le apetece y deja al lector la libre interpretación de lo que lee. Podemos encontrar discos duros en los que se anunciaba capacidades de 80 gb —así, ambos en minúscula— aunque realmente tienen 80 GB, que es ocho veces más de lo anunciado.

He de confesar que yo cada vez lo escribo de una manera, y el sentido común nos dice que en productos de almacenamiento la capacidad se mide en bytes y en el de transmisión en bits. Da igual cómo se exprese, es fácil saber de qué medida se está hablando.

El problema viene cuando algunas compañías deciden unilateralmente cambiar los valores asociados a los prefijos. Un GB son 1024 MB pero, ¿y si una empresa decide que son sólo 1.000? Es lo que ha hecho el fabricante de discos duros Seagate, que desde hace seis años considera que un kB son 1.000B aquí, en Pekín o en Namibia. Una resolución judicial dice ahora que la compañía está obligada a devolver el 5% del dinero que se ha embolsado con los discos duros que no especificaban esa desviación de la norma.

Sin embargo otros fabricantes de discos duros —Samsung o Hitachi— también utilizan esa tabla de medidas diferente y con las que los consumidores salimos perdiendo, aunque ningún juzgado los ha condenado a devolver nada. Hay procesos abiertos por esta cuestión a prácticamente todos los fabricantes de memoria o discos —SanDisk, Kingston,…— y es que en un disco de 1 TB la diferencia es considerable, un 10% del espacio nada menos… ¿Qué hacemos?

Via: Cosas sencillas